26 consejos para ser un maestro eficaz

26 consejos para ser un maestro eficaz

26 consejos para ser un maestro eficaz

1. Ten vista de águila para mejorar tu alcance y así llegar a los estudiantes con dificultades y estudiantes exitosos. Nunca compares y ten en cuenta que ningún alumno es igual.

2. Busca el modo perfecto para mantener una buena relación con la familia. Como dice José Antonio Marina: “para educar necesitamos a la tribu entera”.
3. Lee sobre las mejores técnicas de enseñanza, intenta llevarlas a la práctica, y si no funcionan puedes combinarlas con tu propia experiencia. Muchos de los teóricos de la educación jamás estuvieron en un aula.
4. Anima a diario a que los alumnos investiguen nuevos descubrimientos en su casa y que los compartan la clase
5. Incorpora música en momentos puntuales. Haz un trato con tus alumnos para que sepan concentrarse con sonido ambiente. Ojo, nada de poner esta canción de heavy metal que tanto te gusta en tu vida personal.
6. Desafía a tus alumnos para que vayan más allá de su alcance habitual. Para ello es importante conocer bien uno a uno.
7. Incorpora lo que yo llamo “los deberes en su mundo“. No te engañes, cuando llegan a casa, normalmente cogen la tablet o el portátil para enredar. Si creas una plataforma online para que hagan sus deberes, quizás no las parezca una tarea ardua y podrás conseguir que repasen de forma “lúdica” lo visto a lo largo de la mañana en clase.
8. Intenta introducir las nuevas técnicas de gamificación en el aula y sobre todo premiar un gran intento.
9. Experimenta en el aula aquello que un compañero te contó que le funcionaba con sus alumnos. No tiene porque funcionar con los tuyos, pero está bien que lo intentes y que evalúes los resultados.
10. Debes conseguir crear un punto de vista global en los niños y niñas para que se sientan ciudadanos del mundo.
11. Fomenta un montón de preguntas, no tienes porque saber contestar todos, pero haz que todos los educandos se sientan parte de un equipo de reporteros que tienen que dar respuestas a todas sus preguntas. Entre todos quizás podéis sacar alguna conclusión.
12. Haz que los propios alumnos sientan sus progresos. Por ejemplo, muestrales lo mal que escribían al principio del cuaderno y como poco a poco gracias a su esfuerzo escriben mejor. No te quepa duda que saldrá del cole contándoselo a su mami.
13. Entrega a tus estudiantes todas las herramientas para triunfar en la vida. Esto está un poco relacionado con las Competencias Básicas. Hay algunas cosas que normalmente pasamos por alto en el aula por falta de tiempo. Para mi una de ellas es la oratoria. Haz que tus alumnos hablen frente a el resto de la clase, aunque sea contando lo que hicieron el fin de semana. No se puede tolerar ver estudiantes universitarios que tienen pánico a presentar trabajos en clase y eso podemos curarlo desde bien pequeñitos.
14. Sonríe, siempre, siempre y siempre. Es difícil, pero para ello te puede ayudar intentar dormir lo necesario. Eres el capitán o capitana del barco. Si tu no estas al 100% tus marineros tampoco.
15. Haz piña con el equipo de profesores de tu colegio. Es imposible pedir trabajo cooperativo a tus alumnos si tu mismo no lo haces.
16. Cuida tu voz. A todos se nos escapa alguna vocecita de vez en cuando, para que negarlo, pero conviene recordar que no debes levantar la voz ya que esto te ayudará a mantener el control de tu aula y por supuesto de tu herramienta de trabajo más importante.
17. No te desanimes si no ves progresos inmediatos y anima a los estudiantes a lo largo plazo. La educación y la paciencia van siempre de la manita.
18. Crece junto a tu clase. Los alumnos y alumnas tienen mucho que enseñarte a diario. Tu no eres el único sabio en la clase.
19. Ancla tus lecciones en su mundo. De nada vale enseñar diferentes ecosistemas a un niño o niña si no lo relacionas con su entorno más próximo. Lo palpable o visible es mucho entendible que lo imaginable.
20. Mantiene tu nivel de energía para estar al cien por cien durante toda la mañana. Para ello seleccionar un buen horario, dentro de las posibilidades, hace que tu energía y la de tus alumnos no se agoten.
21. Encuentra la clave del éxito de cada estudiante y utiliza aquellas materias o lecciones donde más sabe para animarle.
22. No todos los aprendizajes están buscando en nuestra caja del pensamiento. Por lo tanto haz que el alumno se mueva, manipule, cante e incluso ría. Algunos aprendizajes aparecen cuando no estamos pensando en aprender.
23. Permite a los estudiantes a expresarse mediante las artes.
24. Utiliza tu goma para borrar todo lo que un alumno hizo mal el día antes. Conviene relacionar las lecciones de un día para otro, pero nunca los comportamientos de los niños, sino sin querer acabaremos etiquetando.
25. Menos hablar y más escuchar. Algunos profesores hablan tanto que los niños terminan por aburrirse. Es entendible. Cuando notes que te estas pasando de hablar, para el carro y deja que los estudiantes hablen para que expresen sus opiniones.
26. Mantente conectado a los mejores profesores y profesoras que escriben en red. Esta demostrado que aprendemos más cosas de los semejantes que de los libros.
Calificar:

Comments

comments